Jaime Murueta- Goyena. Bilbao, 1972. Desde pequeño la música ha sido un presente en mi vida. Dicen que de pequeño me metía en la cama de mi madre para cantarle. Ya con 12 años descubrí "Why worry" (Dire Straits),  la que siempre ´ha sido y presumo que será mi canción y mi lema

Jaime Murueta-Goyena. Bilbao, 1972.

Mi relación con la música viene desde que era un niño. Con casi 15 años asistí  a mi primer gran concierto en Dublín, y aunque no corría "El verano del 69", sí fue Bryan Adams el que me hiciera ver que la música iba a jugar un papel importante en mi vida. Apasionado de la batería, tras mi primer y único concierto asumí  que era un baterista frustrado. Así que me agarré a la voz, era buena o eso decían, pero me operaron de pólipos y todo quedó en un sueño. Un tiempo después entendí el porqué mis amigos llamaron a su primer grupo de música "El drama de James”.  

Pero James no cejó, y por diversión empecé a pinchar en las fiestas de mis amigos. Con el tiempo, el hecho de que fuera yo "el de la música" se convirtió en un clásico, y un buen día la hermana de un amigo me pidió que lo hiciera en su boda. Desde entonces, y compatibilizándolo con una carrera de casi veinte años en sectores como la publicidad, llevo más de 200 eventos a mis espaldas y he pinchado en fiestas privadas, corporativas y en lugares tan míticos como El  Momo de Las Arenas,  La Real Sociedad de Golf de Neguri, El Club Marítimo del Abra, El Real Club Jolaseta, La Ola, El Hotel Ercilla, El Hotel Embarcadero, El Hotel Carlton o El palacio San Joseren, entre otros.  

Si hay algo que me define es que no soy un Dj al uso, ni siquiera me considero como tal. Es cierto, no hago virguerías con las mezclas y los platos, pero siempre, en todos y cada uno de los eventos en los que he trabajado, he sabido que temas poner según el tipo de fiesta y sus asistentes. Supongo que este es mi pasaporte y el que quiero que sea, ahora que me voy a dedicar en exclusiva a esto de las fiestas.

Amigo de mis amigos, muchos de ellos grandes músicos, a día de hoy solo puedo afirmar y afirmo, que al igual que sin mi gato Lucas ya no seria el mismo, sin ellos MG y cía no podría existir.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies